Luz verde a la demanda de un grupo de jóvenes en el Tribunal de Estrasburgo: 33 países deberán responder por su inacción climática

Aunque pocos casos llegan a esta etapa, la demanda de seis niños y jóvenes de Portugal a 33 países ha sido reconocida como urgente e importante por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Seis niños y jóvenes portugueses de entre 8 y 21 años presentaron el pasado mes de septiembre un litigio climático ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). En su demanda, acusan a 33 países, entre los que se encuentra España, de violar su derecho a la vida y poner en peligro su futuro al no tomar acciones contundentes para frenar la crisis climática. Este lunes, la sección cuarta del mencionado tribunal ha dado luz verde a la primera fase del proceso y el caso pasará a la siguiente etapa: cada país acusado estará obligado a responder a la demanda. Se trata del primer procedimiento judicial de este tipo que arranca en el tribunal de Estrasburgo.

Desde la organización internacional 350.org celebran la decisión porque, tal y como explican, la gran mayoría de los casos que se presentan ante este organismo no llegan a esta etapa. Sin embargo, sobre este, el tribunal reconoce su «importancia y urgencia», lo cual acerca la posibilidad de un juicio histórico sobre el cambio climático.

El tribunal ya ha comunicado a los 33 países demandados la decisión, a la que deberán responder antes de finales de febrero de 2021. Desde ese momento, los seis demandantes y su equipo legal responderán a las defensas de los 33 estados. Para ello, los jóvenes portugueses están ya trabajando con grupos expertos en clima con el objetivo de «movilizar la evidencia necesaria». Así lo explican desde su página web, donde tienen activa una campaña de crowdfunding desde la que recaudan fondos para lograr su objetivo.

Implicación de los gobiernos y las multinacionales

Según esta demanda, los 33 países podrían estar violando el artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que establece que «nadie será sometido a torturas, ni a penas o tratos inhumanos degradantes», al considerar que los impactos del calentamiento global son tan severos que pueden violar este derecho de los jóvenes portugueses.

De salir adelante, los países acusados estarían obligados legalmente a aumentar los recortes de emisiones, así como a abordar su contribución al cambio climático más allá de sus fronteras, lo que extiende el compromiso a sus empresas multinacionales. Según un reciente estudio del proyecto Migraciones Climáticas, la falta de regulación en términos climáticos de las empresas de la Unión Europea es un escollo a la hora de que las compañías que están dentro de su mercado cumplan con los objetivos del Acuerdo de París, por lo que estas también podrían verse indirectamente afectadas por la demanda de los jóvenes de Portugal.

La decisión llega pocos días antes de que la Unión Europea apruebe un nuevo plan de reducción de emisiones para 2030. Será en la próxima cumbre de los líderes europeos que tendrá lugar entre el 10 y el 11 de diciembre. En este sentido, «una reducción del 65% de cara a ese año sería suficiente para que los Estados miembros cumplan con sus obligaciones con los jóvenes demandantes y también con muchos otros», según el abogado Gerry Liston, uno de los responsables de la Red Mundial de Acción Legal que ayuda a las chicas y los chicos de Portugal con su demanda.

El periodismo climático necesita personas que lo apoyen. No aceptamos publicidad de empresas que buscan campañas de greenwashing. Únete a Climática desde 30€/año y llévate todo esto. Quiero saber más

COMENTARIOS

  1. Tomemos nota la irresponsabilidad adulta del ejemplo de responsabilidad y coherencia que nos da este grupo de niños y jóvenes portugueses.
    Parece que son lxs jóvenes (empezando por Greta Thunberg) los que lideran el descontento por la inacción contra el cambio climático. Vergüenza deberíamos sentir lxs adultos que somos los que venimos comprobando año tras año la degradación del planeta esperando que «alguien» haga algo.
    Comunicado conjunto de Ecologistas en Acción, Greenpeace y Oxfam:
    Ante las nefastas políticas climáticas de todos los ejecutivos desde hace décadas, valoramos positivamente los pasos del actual Gobierno. Pero son insuficientes, demasiado pequeños, y el cambio climático nos afecta ya más que al resto de Europa:
    ❌ Los episodios de sequía son cada vez más graves: 7 de nuestras 10 cuencas hidrográficas presentan el mayor estrés hídrico (sequía crónica) de toda Europa, y entre el 75% y el 80% del país está en riesgo de convertirse en desierto a lo largo de este siglo.
    ❌ Cada vez hay más incendios y de mayor intensidad.
    ❌ El nivel del mar sube constantemente: deltas como el del Ebro y el del Llobregat, la Manga del Mar Menor y la costa de Doñana tienen un gran riesgo de inundarse y desaparecer.
    ❌ La temperatura en España se ha incrementado 1,7 ºC, lo que ha provocado, por ejemplo, la pérdida de más del 80% de los glaciares pirenaicos, que podrían desaparecer en 2050, o la reproducción de insectos como el mosquito tigre, responsables de la propagación por el territorio de algunas enfermedades tropicales.
    Se nos acaba el tiempo, pero confiamos en que la presión popular haga que el poder judicial obligue a los políticos a tomar decisiones más ambiciosas y valientes. Por eso necesitamos que muchas personas se sumen a esta demanda.
    Las tres organizaciones haremos constar, junto con la documentación que entreguemos en el Tribunal Supremo, todo el apoyo ciudadano recibido, como una muestra más de la preocupación social existente por la inactividad ante el cambio climático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.