España invierte 50 veces más dinero público en combustibles fósiles en el extranjero que en energías limpias

Entre 2018 y 2020, España destinó al menos 6.500 millones de euros a la industria de los combustibles fósiles, según una investigación de Oil Change International y Overseas Development Institute. En energías limpias gastó sólo 120 millones.

Al menos 6.500 millones de euros. Esa es la cantidad de dinero público que España ha dedicado entre 2018 y 2020 para financiar proyectos relacionados con los combustibles fósiles en el extranjero. Una cifra que la coloca a la cabeza de los países que integran la Export Finance for Future (E3F), una iniciativa nacida en abril de este año para alinear la financiación de las exportaciones con los objetivos climáticos. Durante ese mismo periodo, España solo destinó 120 millones de euros para financiar energías limpias.

La coalición E3F, formada hasta hoy por Dinamarca, Francia, Alemania, Países Bajos, Suecia y Reino Unido, además de España, proporcionó 20.000 millones de euros en financiación de exportaciones para proyectos de carbón, petróleo y gas entre 2018 y 2020. La cifra, ya de por sí elevada en un contexto de crisis climática, es aún más alarmante si se tiene en cuenta que los proyectos de energías limpias han recibido menos apoyo: 17.000 millones de euros, según el análisis realizado por Oil Change International y el Overseas Development Institute.

Tras España, los países que más miman a los principales responsables del calentamiento del planeta son Alemania, con 5.000 millones de euros, y Reino Unido, con 3.700 millones de euros, entre 2018 y 2020. Entre los tres suman el 77% del dinero total invertido por esta alianza. Países Bajos y Francia aportaron 2.600 millones de euros y 885 millones de euros, respectivamente. Estos dos países, junto a Reino Unido, contribuyeron hasta un 80% más a los combustibles fósiles que a las inversiones en energía limpia, una tendencia que continuó incluso durante la pandemia, a pesar de las promesas de recuperación verde.

Entre los países que más han apostado estos años por financiar las energías verdes están Dinamarca y Suecia, con 6.876 y 6.787 millones de euros, respectivamente.

Los proyectos petroleros han recibido la mayor parte de las ayudas económicas por parte del E3F, con un 46% del total durante el periodo analizado. Las tres naciones que recibieron más contribuciones hacia proyectos energéticos basados en el petróleo fueron Omán, China (Hong Kong) y Nigeria. Y en cuanto a países financiadores, los principales han sido España, Reino Unido y Países Bajos. 

Casi la mitad de la contribución total a los proyectos petroleros de estos tres países se destinó al proyecto de la refinería de petróleo Duqm de Omán en 2018-2019, con CESCE (España) aportando 2.780 millones de dólares en 2019, según el informe citado.

El periodismo climático necesita personas que lo apoyen. No aceptamos publicidad de empresas que buscan campañas de greenwashing. Únete a Climática desde 30€/año y llévate todo esto. Quiero saber más

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.