Un 56% en España no renunciaría al viaje de sus sueños por el cambio climático

Un 21% no tiene intención de cambiar su postura próximamente, según refleja una encuesta realizada por el Banco Europeo de Inversiones.

Comparte

Más de la mitad de la ciudadanía española, el 56%, no sacrificaría el viaje de sus sueños a un destino lejano por combatir el cambio climático. De estos, un 21% no tiene intención de cambiar su postura próximamente. En el caso de Suecia, donde se ha popularizado el término flygskam -la vergüenza a volar-, el porcentaje de personas que no están dispuestas a renunciar a su destino soñado, ahora ni en un futuro, es del 41%. 

Así lo refleja la segunda edición de una encuesta realizada por el Banco Europeo de Inversiones. Para el estudio, se ha preguntado a más de 28.000 residentes en Europa, y se ha contado con la opinión de 1.000 personas de China y Estados Unidos.

La encuesta arroja que el 36% de la población europea consultada afirma volar menos durante sus vacaciones para reducir su huella de carbono. La cifra aumenta cuando se habla de intencionalidad: el 75% espera hacerlo durante este año, dato que contrasta con el 94% de China y el 69% de Estados Unidos. En España, un 22% no tiene intención de reducir su número de vuelos. La alternativa a esto suele ser el tren, opción preferida para el 74% de la ciudadanía española en viajes de cinco horas o menos.

Movilidad

Continuando con los modelos de transporte, el Banco Europeo de Inversiones ha preguntado sobre los hábitos de la gente a la hora de moverse. El 64% de la población europea parece estar dispuesta a priorizar el transporte público frente al vehículo privado. En España, donde solo un 4% afirma haber dejado de usar coche, un 77% se pasaría al transporte público. Destaca, no obstante, que un 11% no usa el transporte público porque no es posible allí donde residen, frente al 17% de la media de Europa.

Asimismo, la encuesta revela que, si bien solo el 3% de la población europea y el 5% de la estadounidense ha cambiado a un coche eléctrico, el 26% de la china afirma que ya lo ha hecho.

Respecto al uso de bicicletas o el caminar para el día a día, un 75% en España dice hacerlo por el cambio climático, siete puntos por encima de la media europea. Aun así, un 8% de las ciudadanía española denuncia que no lo hace por ser imposible donde viven. 

Alimentación

Otro de los temas que se han planteado en la encuesta está relacionada con los hábitos de alimentación. A través de la comida, es posible reducir en gran medida los gases de efecto invernadero que produce el ser humano, responsables del calentamiento global. Un ejemplo, muy recurrente, es la disminución del consumo de carnes rojas. Ante esta situación, un 82% de la ciudadanía española está dispuesta a reducir ese consumo, tres puntos por encima a la media europea. 

Otra acción cotidiana que ayuda a combatir el cambio climático es comprar productos locales o de temporada. Una opción que secunda casi toda la población española encuestada: un 96%, similar a la media de Europa.

Hogar

El 91% de los ciudadanía china confirma la intención de calentar menos su hogar debido a las altas emisiones de gases de efecto invernadero que producen los sistemas de calefacción convencionales. Este dato contrasta con el 78% Europa y el 75% de los Estados Unidos. 

Gran diferencia también cuando se pregunta sobre el proveedor de energía usado. Un 94% de las población china tiene la intención o ya se ha cambiado a un proveedor de energía verde, en comparación con el 70% de la población europea y el 64% de la estadounidense. En España, la cifra alcanza el 76%.

De lo individual a lo colectivo

España es el país europeo donde la población sale más a las calles a protestar. Según la encuesta, un 27% ha participado en alguna manifestación por el clima. No obstante, un 25% afirma que no tiene intención de hacerlo. Esta desmovilización ciudadana llega hasta el 70% en Países Bajos, siendo la media de Europa de un 44%.

Es también líder España en cuanto al país que más exige a su Gobierno mayores medidas para afrontar la crisis climática. La encuesta revela que un 32% lo ha hecho, y un 56% confiesa estar dispuesto a hacerlo.

Otras de las cuestiones se centra en el modo de actuar de las personas con aquellas empresas que contribuyen al cambio climático. En España, un 21% afirma haber hecho boicot a ciertas compañías, cifra ligeramente inferior a la media europea. De cara al futuro, un 57% de la población española tiene intención de hacerlo y un 22% sostiene que no.

¿Crees que este artículo se podría publicar sin…

la independencia que nos da ser un medio financiado por personas críticas como tú? En lamarea.com no dependemos de anuncios del Ibex35, ni de publirreportajes encubiertos. No es fácil, pero desde 2012 estamos demostrando que es posible.

Lamarea.com está editada por una cooperativa que apuesta por el periodismo de investigación, análisis y cultura. Y que cuenta con una #AgendaPropia. Llevamos años hablando de otro modo de la crisis climática, de feminismo, de memoria histórica, de economía, del auge del neofascismo… Podemos hacerlo porque miles de personas se han suscrito a nuestra revista o avalan nuestros proyectos. Ahora puedes unirte a esta comunidad. Entra aquí

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.