Que el activismo entre en las aulas

Docentes de Teachers for Future se reúnen en Madrid para reivindicar una educación “ecosocial” que incluya el cambio climático en el temario.

Primero fueron los niños y las niñas. Luego, el profesorado se sumó al movimiento. Docentes de Teachers for Future [en castellano se hacen llamar Profes por el Futuro], se reúnen hoy en Madrid para compartir sus experiencias en el aula y hacer pública la necesidad de adoptar lo que ellos llaman «un curriculum ecosocial». Niños y jóvenes deberían aprender más sobre cambio climático y sobre los efectos que éste tiene sobre las personas. Y hacerlo con herramientas nuevas y efectivas.

La plataforma Teachers for Future se creó en 2018 con el objetivo de concienciar al alumnado sobre la importancia de conservar el medio ambiente. Para ello apelan a una educación que no se base sólo en la teoría sino que saque a los niños de las aulas y los acerque a la naturaleza. Pero no se trata sólo de los alumnos sino que apelan directamente a las escuelas. Pretenden «cambiar la gestión de los centros escolares y para desarrollar la Educación Ambiental».

Uno de los participantes en el encuentro, Ángel Silvente, profesor de Tecnología en un instituto de Alhama de Murcia, se mostró muy rotundo en el programa Reserva natural de RNE5 sobre la dimensión de este tipo de educación: «Los chicos tienen la mente muy abierta. Pero una cosa es el ambiente que tú puedes generar en tu clase y otra muy diferente la sociedad en general o la publicidad, que está bombardeando mensajes de forma masiva en la dirección contraria. Puedes explicar cómo aumentan las emisiones y de dónde vienen. Y, al final, la solución a ese problema es muy claro: consumir menos».

La propuesta de Teachers for Future va, indudablemente, a contracorriente. El alumnado en España, hoy, dedica muchas horas lectivas a absorber los fundamentos del capitalismo. En Catalunya, por ejemplo, en la ESO existe la asignatura de Economía de Empresa, donde se explica cómo invertir correctamente el capital sobrante para conseguir beneficios sin trabajar (es decir, a costa del trabajo ajeno). La economía social, cooperativa y solidaria no entra en las aulas si no es por el empeño personal de los profesores. Con la educación climática ocurre algo similar.

Un planeta para todos

Los profesores de Teachers for Future se empeñan en no separar naturaleza y personas. «Se trata de trabajar por el planeta y por las condiciones de vida de las personas, porque formamos parte de ese planeta. Somos una de las especies que más va a sufrir con este cambio climático», añadía en el mismo programa la profesora Miriam Leirós, de Nigrán (Pontevedra), que es la coordinadora nacional del movimiento. Es en ese punto donde el concepto «educación ecosocial», una de sus mayores aspiraciones, adquiere verdadero sentido. «Las consecuencias del cambio climático van a ser desiguales –explica Leirós–. No todos sufriremos igual. Las personas más vulnerables serán las que más sufran».

En la actualidad, cuando la crisis climática es un tema recurrente en los medios de comunicación, podría pensarse que ese debate social, por lógica, se ha filtrado a las aulas. Nada más lejos de la realidad. El problema más grave al que se enfrenta la humanidad apenas ha cruzado el umbral de los colegios. “La presencia de estos contenidos en el temario oficial es testimonial”, explica Silvente. “El concepto cambio climático, en toda la educación secundaria, aparece sólo cinco veces. Y lo hace, además, en los cursos superiores, a partir de 4º de la ESO”. Es decir, cuando alumnos y alumnas han cumplido ya los 15 años.

El periodismo climático necesita personas que lo apoyen. No aceptamos publicidad de empresas que buscan campañas de greenwashing. Únete a Climática desde 30€/año y llévate todo esto. Quiero saber más

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

  1. Que el activismo entre en las aulas es urgente y necesario.
    (Lo mismo que la Ley de Memoria Histórica. Ambas son asignaturas pendientes; por éso el fascismo campa a sus anchas en este país y las agresiones a la Madre Naturaleza también).
    **********

    Hace meses, el Gobierno francés puso en marcha una asamblea ciudadana por el clima. Apoyado por la sociedad civil, el país vecino consiguió organizar un ejercicio de democracia participativa de gran calado que ha cambiado los términos del debate en torno a la ambición por el clima.
    Desde la reducción del límite máximo de velocidad en las autopistas al desarrollo de etiquetado que evalúe la huella de carbono de todos los productos y servicios o incluso la reforma del artículo 1 de la Constitución —que introduciría en la misma la defensa del medioambiente y el clima3—, nuevas iniciativas legislativas están saliendo adelante gracias a la celebración de esta asamblea.
    Inspiradas por esta experiencia, y otras anteriores como la escocesa y la británica, muchas personas ya llevan meses tratando de convencer al Gobierno español de que la nuestra esté, como mínimo, a la altura de la francesa. Algunas de estas personas están incluso en huelga de hambre. Pero, más allá de ello, aspiran a mejorarla y demostrar al resto de países de nuestro continente cómo un verdadero ejercicio de deliberación ciudadana puede ayudar a acelerar la transición ecológica.
    Es fundamental que las autoridades sepan que esas personas no están solas, que no son ‘cuatro locos’, sino que representan las preocupaciones de una parte importante de la sociedad.
    ¿Podrías mandar un Tweet o un correo electrónico al Gobierno? ¡Solo tenemos unos días antes de que la orden ministerial se publique!
    https://act.wemove.eu/campaigns/democracia-por-el-clima?action=tweet&utm_source=civimail-40556&utm_medium=email&utm_campaign=20210928

  2. JOVENES: ESTAN QUEMANDO VUESTRO FUTURO. E. en A. La Ribera)
    I el de tots, però sobretot el vostre perquè vosaltres esteu començant a viure i sou la gent del segle XXI, el de l’Emergència Climàtica…
    …Els ecologistes fa dècades que estem lluitant pel medi ambient i el clima, i hem tingut alguns èxits relatius, però no hem pogut ni frenar l’escalfament perquè sempre hem estat en minoria. Només ara, amb la recent mobilització dels joves, les coses poden canviar perquè vosaltres sou molts i sou els qui més aneu a patir les conseqüències de tot el desastre durant les pròximes dècades. De manera que, si voleu un futur digne o simplement un futur, no teniu més remei que lluitar per ell, passant de tanta festa i consumisme com vos oferixen per a entretindre-vos i domesticar-vos mentre cremen el vostre futur…
    …L’agost passat es va filtrar l’últim informe de l’IPCC1, on els científics conclouen que el CO2 s’acumula ja en l’atmosfera per damunt de els 410 ppm (quan la concentració preindustrial era de 280), que les temperatures globals pugen 1,1ºC de mitjana (sobre els continents l’increment és major i en l’Àrtic més del doble) i que anem camí d’arribar o superar l’augment d’1,5ºC durant aquesta dècada o la següent. L’informe el filtraren per a evitar que els delegats polítics dels països el diluïren i maquillaren abans de publicar-lo, tal com han vingut fent anteriorment….
    …Les projeccions indiquen que en les pròximes dècades els canvis climàtics augmentaran en totes les regions. Amb un calfament global d’1,5°C es produirà un augment de les ones de calor, s’allargaran més les estacions càlides, s’acurtaran les estacions fredes, augmentaran i s’agreujaran els fenòmens climàtics extrems. Amb un calfament global de 2°C els episodis de calor extrem arribaran amb major freqüència límits de tolerància crítics per a l’agricultura i la salut (és a dir, augmentaran la fam, les malalties i els fugitius/refugiats climàtics). També hi haurà més canvis en la humitat, els vents, la neu, el gel, les zones costaneres, els oceans, …
    …Òbviament les negociacions no avancen perquè els governs són còmplices o no s’atreveixen a enfrontar-se als interessos avariciosos, cortoplacistes i antiecològics de les grans companyies petrolieres, carboneres, gasistes, automobilístiques, elèctriques, etc. Elles recullen cada any bilions de $ (més que la majoria de governs), financen lobbys negacionistes o que frenen les solucions (recolzats per l’extrema dreta) i amb la seua omnipresent publicitat manipulen i enganyen a bona part de l’opinió pública. No volen canviar per no reduir els seus bruts beneficis, perquè estan en mans de ionquis dels diners i perquè saben que les solucions (peu+bici+transport públic, estalvi i renovables, autoconsum solar, economia local, dieta mediterrània, a penes carn, respecte i harmonia, decreixement4, etc.) van totalment en contra del seu sistema podrit i suïcida….
    https://www.ecologistasenaccion.org/179252/joves-estan-cremant-el-vostre-futur/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.