Una treintena de países se unen por la integridad de los mercados de emisiones

Tras dos semanas de negociaciones sin interrupciones en Madrid, un grupo formado, por ahora, por 29 países se une públicamente contra los intentos de Brasil y Australia de debilitar los mercados de emisiones.

Comparte

Ha sido uno de los momentos más emocionantes del último día de la COP 25. Un frente unido de países, incluyendo tanto a Estados industrializados como en desarrollo, ha publicado los “Principios de San José”, un rayo de esperanza para la integridad futura de los mercados de emisiones.

Según Franz Perrez, líder de la delegación suiza y negociador de largo recorrido con experiencia previa al Acuerdo de París, “si los mercados van a buscar un aumento de la ambición, las normas deben ser al menos tan robustas como lo son los Principios de San José”.

Los once principios (más un elemento adicional de reconocimiento), esbozan lo que Eric Wiebes, Ministro de Asuntos Económicos y Política Climática de los Países Bajos, espera que asegure “la integridad medioambiental del sistema multilateral”. La decisión final sobre los mercados de carbono se ha retrasado ya al menos 24 horas más de lo previsto.

Los principios incluyen lenguaje específico que se opone directamente a los intentos de Australia y Brasil de permitir ciertas reglas especiales en un futuro sistema mercados de carbono. Reglas que debilitarían el Acuerdo de París tan solo cuatro años después de su firma. “Sin una contabilidad apropiada, nuestra acción climática dejará de tener sentido. Podemos ser flexibles en ciertos asuntos, pero no en los Principios de San José para los mercados internacionales de carbono”, afirmó Wiebes.

Los principios, bautizados oficialmente como Principios de San José para una Alta Ambición e Integridad en los Mercados Internacionales de Carbono, recuerdan a una estrategia que cambió el escenario de las negociaciones de París. En ese momento, un grupo de países coordinados a través de un año de reuniones diplomáticas secretas encabezadas por las Islas Marshall, reveló su apoyo a los objetivos a largo plazo, y consiguió que la meta de los 1,5 ºC fuera finalmente adoptada.

Aquí, al parecer, ha sido Costa Rica la que ha realizado un movimiento similar. Los Principios llevan el nombre de la capital del país centroamericano, y la líder de su delegación, Sara Cognuck González, reivindicó su liderazgo.

En una presentación celebrada ayer, había 23 países signatarios, pero la lista ahora ha aumentado hasta 29, incluyendo a España, Fiyi, Portugal, Francia, el Reino Unido e Italia (a las 19h del 14 de diciembre).

Arthur Wyns, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), destacó el hecho de que España, el país organizador, se uniese a la coalición.

Los principios incluyen tanto elementos técnicos como políticos del debate sobre mercados de emisiones. Si se aprobaran, complementarían muchas de las exigencias tanto de la sociedad civil como de los inversores. Entre los Principios se incluyen puntos sobre qué debe ser medido, cómo encajan los mercados de carbono en los planes climáticos nacionales y cómo pueden conectar con la preocupación mostrada por los países en desarrollo acerca del apoyo financiero.

Sin embargo, la redacción de los puntos deja claro que la intención general es esbozar lo que sería necesario para generar un mecanismo de mercado que asegure de manera efectiva que los países puedan reducir sus emisiones, y no se limiten a obtener lucro comerciando con ellas. “El grupo diverso de países que apoyan estos principios saben que necesitamos un resultado justo para que el objetivo de 1,5 ºC siga siendo posible”, declaró el ministro costarricense de Medio Ambiente y Energía, Carlos Manuel Rodríguez.

Dudas en cuanto a Derechos Humanos

Sin embargo, uno de los elementos clave ausente en los Principios de San José es la mención a las garantías de protección de los Derechos Humanos. Esto ha suscitado preocupación estos días en Madrid, ya que los mecanismos especiales que aseguraban que los países no podían comerciar con créditos que supongan daño a comunidades de todo el mundo, desaparecieron de los borradores finales del texto. Además, el documento final, que todavía debe ser aprobado, menciona que estos mecanismos de garantía tan solo podrán ser revisados en 2026, y potencialmente implementados en 2028.

En respuesta a este detalle, Sebastian Duyck, miembro del Centro Internacional de Derecho Medioambiental, pidió a todos los países que se esforzaran por remediar ese punto. “Lo que pedimos a las partes es que rechacen cualquier texto del Artículo 6 que no cumpla los más básicos derechos humanos. Lo más desastroso del texto es que tenemos que prepararnos para no revisar esta ausencia de derechos humanos hasta 2028”, afirmó durante la mañana del sábado.

Muchos de los países firmantes de los Principios de San José han apoyado en algún momento los mecanismos de garantía de los derechos humanos. Entre ellos, Costa Rica, Nueva Zelanda e Irlanda, cuya ex primera ministra, Mary Robinson, se personó esta semana en la Cumbre del Clima para presionar, de manera tanto pública como privada, para que se incluyera un lenguaje más estricto sobre este tema.

No obstante, la lista de firmantes excluye a Australia, Canadá y México, que esta semana han estado entre los países que más han apoyado esas garantías en las negociaciones sobre mercados de emisiones.

Durante estos debates, varios países en vías de desarrollo se opusieron a que se incluyese cualquier provisión que obligase a integrar los Derechos Humanos en conexión con la financiación, a pesar de que muchos de estos países han firmado numerosas declaraciones internacionales de Derechos Humanos, y reconocen que es un principio básico del Acuerdo de París.

En declaraciones a Climate Tracker, los negociadores que se opusieron a su inclusión señalaron “la naturaleza dinámica de los derechos humanos” como principal argumento. Sin embargo, está claro que las principales objeciones son de carácter financiero, ya que la venta de ciertos proyectos podría verse amenazada si una provisión permitiese a las comunidades bloquearlo si suponen abusos para sus derechos.

Para Duyck no puede pasarse por alto la exclusión de provisiones de Derechos Humanos en los sistemas de mercados de carbono durante los próximos ocho años: “Es vergonzoso que algunos gobiernos ni siquiera se planteen abrir ese debate”.

Con el potencial de reformular la economía del carbono en el siglo XXI, este impulso de la Coalición de Alta Ambición es una propuesta crítica para asegurar la integridad de todo el sistema. Sin embargo, si ese sistema no consigue implementar mecanismos que aseguren la protección de los grupos vulnerables, podremos preguntarnos ¿a quién pretendía proteger en un principio?

La lista completa de los Principios de San José:

  • Asegura la integridad medioambiental y permite la mayor ambición posible en el ámbito de la mitigación
  • Cumple con una mitigación general de las emisiones globales, avanzando más allá de estrategias de suma cero para ayudar a acelerar la reducción de emisiones globales de gases de efecto invernadero
  • Prohíbe el uso de unidades anteriores a 2020, unidades y derechos de emisión de Kioto, y cualquier otra reducción subyacente, buscando el cumplimiento del Acuerdo de París y otros objetivos internacionales
  • Asegura que se evite la doble contabilidad, y que el uso de los mercados hacia objetivos climáticos internacionales esté sujeto a los correspondientes ajustes
  • Evita que se fijen niveles de emisiones, tecnologías o prácticas intensivas en carbono que sean incompatibles con el cumplimiento de los objetivos de temperatura a largo plazo del Acuerdo de París
  • Aplica metodologías de asignación y metodologías de base que apoyen el cumplimiento de los NDC (Compromisos Determinados a Nivel Nacional) y al cumplimiento del objetivo de temperatura a largo plazo del Acuerdo de París
  • Usa CO2 equivalente como unidad de medida para declarar y contabilizar emisiones y reducción, aplicando por completo los principios de transparencia, exactitud, consistencia, comparabilidad y compleción
  • Usa infraestructura accesible central y públicamente, así como sistemas para recopilar, seguir y compartir la información necesaria para una contabilidad robusta y transparente
  • Asegura incentivos y apoya a todas las Partes en su avance hacia objetivos de emisiones que incluyan a toda su economía
  • Contribuye al uso de recursos financieros cuantificables y predecibles por parte de países Partes en desarrollo que sean especialmente vulnerables a los efectos adversos del cambio climático para cubrir los costes de adaptación
  • Reconoce la importancia del fomento de capacidades para permitir la mayor participación posible de las Partes bajo el Artículo 6

La lista completa de países firmantes de los Principios de San José incluye a:

  • Costa Rica
  • Suiza
  • Belize
  • Colombia
  • Paraguay
  • Perú
  • Islas Marshall
  • Vanuatu
  • Luxemburgo
  • Islas Cook
  • Alemania
  • Suecia
  • Dinamarca
  • Austria
  • Granada
  • Estonia
  • Nueva Zelanda
  • España
  • Irlanda
  • Letonia
  • Países Bajos
  • Noruega
  • Eslovenia
  • Bélgica
  • Fiji
  • Portugal
  • Francia
  • Reino Unido
  • Italia

Este artículo se publicó originalmente en Climate Tracker, y ha sido reproducido con el permiso de su autor.

¿Crees que este artículo se podría publicar sin…

la independencia que nos da ser un medio financiado por personas críticas como tú? En lamarea.com no dependemos de anuncios del Ibex35, ni de publirreportajes encubiertos. No es fácil, pero desde 2012 estamos demostrando que es posible.

Lamarea.com está editada por una cooperativa que apuesta por el periodismo de investigación, análisis y cultura. Y que cuenta con una #AgendaPropia. Llevamos años hablando de otro modo de la crisis climática, de feminismo, de memoria histórica, de economía, del auge del neofascismo… Podemos hacerlo porque miles de personas se han suscrito a nuestra revista o avalan nuestros proyectos. Ahora puedes unirte a esta comunidad. Entra aquí

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.