Una cooperativa de Madrid demuestra que otra forma de vivir es posible

En un contexto de crisis sanitaria, económica y climática, la cooperativa Entrepatios ha impulsado Las Carolinas, el primer edificio de vivienda colaborativa en derecho de uso de Madrid.

«Siempre he defendido que [la vivienda] es un derecho, pero no ignoro que es un bien de mercado también», aseguraba a finales de febrero el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana José Luis Ábalos. Un mes después, un grupo de vecinos y vecinas de Madrid han querido demostrarle que existe otra forma de hacer las cosas. Y tiene nombre: Las Carolinas, el primer edificio de vivienda colaborativa en derecho de uso de la ciudad de Madrid, impulsado por la cooperativa Entrepatios.

Un modelo que entiende la vivienda como un bien de uso y no de mercado. No hay personas propietarias de las viviendas, sino usufructuarias. Lo explica Ane Varela Mateos, una de las vecinas de la cooperativa: «En Entrepatios, las vecinas pueden disfrutar de una vivienda durante un tiempo indefinido y participar en la toma de decisiones sobre su diseño y su posterior vida, pero sin llegar a adquirirla en propiedad. La propiedad es colectiva, de la cooperativa, no de cada una de las personas que habitan las casas».

En total, 53 personas, que van desde menores hasta mayores, disfrutan ya de este proyecto no tan utópico formado por 17 viviendas ubicadas en el barrio de Usera. La iniciativa se ha financiado mediante fondos procedentes de la denominada banca ética, en concreto, Fiare y Triodos Bank.

El periodismo climático necesita personas que lo apoyen. No aceptamos publicidad de empresas que buscan campañas de greenwashing. Únete a Climática desde 30€/año y llévate todo esto. Quiero saber más

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.