La comunidad científica alerta del agravamiento de la crisis climática por el «estilo de vida rico»

Más de 11.200 científicos y científicas de 153 países firman un artículo en el que afirman «clara e inequívocamente que el planeta Tierra se enfrenta a una emergencia climática»

Más de 11.200 científicos y científicas de 153 países firman un artículo publicado este martes en BioScience en el que afirman «clara e inequívocamente que el planeta Tierra se enfrenta a una emergencia climática». En este sentido, advierten de que «se necesita un inmenso aumento de escala en los esfuerzos para conservar nuestra biosfera con el fin de evitar sufrimientos indecibles debido a la crisis climática».

«La mayoría de las discusiones públicas sobre el cambio climático se basan únicamente en la temperatura de la superficie global, una medida inadecuada para capturar la amplitud de las actividades humanas y los peligros reales derivados de un planeta en calentamiento», afirman desde esta Alianza de Científicos del Mundo. Y añaden que «la crisis climática está estrechamente vinculada al consumo excesivo de un estilo de vida rico«, pues «los países más ricos son los principales responsables de las emisiones históricas de GEI y generalmente tienen las mayores emisiones per cápita».

Entre aquellas actividades desarrolladas por los seres humanos con consecuencias dañinas para el clima, el texto destaca la producción de carne per cápita, la perdida global de la cubierta arbórea, el consumo de combustibles fósiles y el transporte aéreo, entre otras. Además, señalan con preocupación la destrucción de los ecosistemas que ya se está produciendo, como la disminución de las tendencias en el hielo marino ártico mínimo en verano, el calentamiento de los océanos, el aumento de su acidez o las subidas del nivel del mar. Estas son pruebas, según explican en el artículo, de que el cambio climático «afectará en gran medida a la vida marina, de agua dulce y terrestre, desde el plancton y los corales hasta los peces y los bosques», tal y como ya advirtió el último informe del IPCC. Así, proponen actuar sobre seis áreas a través de medidas de mitigación y adaptación: la energía, los contaminantes de corta duración, la naturaleza, la comida, la economía y la población.

Este texto llega cuando se cumplen 40 años de la Primera Conferencia Mundial sobre el Clima, que se celebró en Ginebra en 1979 y donde científicos de 50 países acordaron que era necesario actuar de forma urgente. «A pesar de 40 años de negociaciones climáticas mundiales, con pocas excepciones, generalmente hemos llevado a cabo los negocios como de costumbre y en gran medida hemos fallado en abordar esta situación», exponen desde la Alianza de Científicos del Mundo. Así, añaden, «para asegurar un futuro sostenible, debemos cambiar la forma en que vivimos«. «El crecimiento económico y de la población son dos de los impulsores más importantes del aumento de las emisiones de CO2 por la quema de combustibles fósiles, por lo que necesitamos transformaciones audaces y drásticas con respecto a las políticas económicas y de población», apuntan.

¿Crees que este artículo se podría publicar sin…

la independencia que nos da ser un medio financiado por personas críticas como tú? En lamarea.com no dependemos de anuncios del Ibex35, ni de publirreportajes encubiertos. No es fácil, pero desde 2012 estamos demostrando que es posible.

Lamarea.com está editada por una cooperativa que apuesta por el periodismo de investigación, análisis y cultura. Y que cuenta con una #AgendaPropia. Llevamos años hablando de otro modo de la crisis climática, de feminismo, de memoria histórica, de economía, del auge del neofascismo… Podemos hacerlo porque miles de personas se han suscrito a nuestra revista o avalan nuestros proyectos. Ahora puedes unirte a esta comunidad. Entra aquí

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.