Fracasa la mayor subasta petrolera de la historia de Brasil

De extraerse y quemarse todos los hidrocarburos subastados, se emitirían 8.600 millones de toneladas de CO2 equivalente, según grupos ecologistas.

Brasil celebró ayer la mayor subasta petrolera de su historia, pero el resultado no fue el esperado. La venta fue “un desastre total”, según analistas consultados por Bloomberg, al no conseguir atraer a ninguna gran petrolera a excepción de la estatal Petrobras. La maniobra acabó con el campo petrolero gigante de Buzios, el más importante de la subasta, en manos de la empresa pública brasileña, pero sin las divisas internacionales que Brasilia esperaba ingresar. Dos de los campos subastados, Sepia y Atapu, no recibieron ofertas, por lo que el gobierno brasileño no recibirá todas las comisiones de venta que esperaba. En total, el ejecutivo se embolsará unos 17.000 millones de dólares de los aproximadamente 26.000 millones que esperaba.

El fracaso de la subasta tuvo efectos inmediatos sobre los mercados. El real brasileño se devaluó inmediatamente frente al dólar, y Petrobras se devaluó hasta un 5%, aunque posteriormente experimentó una ligera recuperación. A pesar de eso, el ministro brasileño de Energía, Bento Albuquerque, afirmó que la subasta fue “un éxito”. Asimismo, el mandatario confirmó que el gobierno volverá a subastar los campos de Sepia y Atapu el año que viene.

Acción ecologista

La subasta también atrajo la atención de grupos ecologistas y contra el cambio climático. Varias plataformas se manifestaron frente al hotel en el que se acogía el evento, en la ciudad de Río de Janeiro. En declaraciones recogidas por France 24, activistas brasileños de la organización internacional 350.org definieron la subasta como “ridícula”. Los ecologistas afirmaron que los ciudadanos del país sudamericano “quieren un mar libre de devastadores vertidos de petróleo y de la codicia de las petroleras”.

Los activistas ya habían advertido contra las consecuencias de abrir tal cantidad de crudo para la explotación. 350.org calculó que, de quemarse todas las reservas de petróleo de los campos subastados, se emitirían 8.600 millones de toneladas de CO2 equivalente (alrededor de 1,5 veces las emisiones anuales de Estados Unidos). En declaraciones a la agencia Reuters (recogidas antes de la subasta), Nicole Oliveira, directora de la ONG en Latinoamérica afirmó que sería “inmoral” explorar y extraer los combustibles fósiles ofrecidos.

¿Crees que este artículo se podría publicar sin…

la independencia que nos da ser un medio financiado por personas críticas como tú? En lamarea.com no dependemos de anuncios del Ibex35, ni de publirreportajes encubiertos. No es fácil, pero desde 2012 estamos demostrando que es posible.

Lamarea.com está editada por una cooperativa que apuesta por el periodismo de investigación, análisis y cultura. Y que cuenta con una #AgendaPropia. Llevamos años hablando de otro modo de la crisis climática, de feminismo, de memoria histórica, de economía, del auge del neofascismo… Podemos hacerlo porque miles de personas se han suscrito a nuestra revista o avalan nuestros proyectos. Ahora puedes unirte a esta comunidad. Entra aquí

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.