Eunice Foote, la feminista (olvidada) que anticipó la ciencia climática

Firme defensora de los derechos de las mujeres y científica aficionada, fue la primera persona en teorizar sobre la correlación existente entre el aumento del CO2 en la atmósfera y el calentamiento global. Sin embargo, su contribución ha pasado desapercibida hasta hace 10 años.

Cuatro termómetros, dos cilindros de vidrio y una bomba de vacío. Es lo único que le hizo falta a la estadounidense Eunice Foote para llegar a la conclusión de que a más dióxido de carbono (CO₂) en la atmósfera, más calor en la Tierra. Es lo que hoy conocemos como calentamiento global de la atmósfera, el responsable del actual cambio climático. Fue en 1856, hace 165 años.

Hoy, 30 de septiembre, se cumplen 133 años de su muerte. Ella fue la primera en aportar conocimiento para la actual comprensión del efecto invernadero, el cambio climático, el tiempo y la meteorología. Sin embargo, su nombre ha quedado casi en el olvido.

No ha pasado lo mismo con el científico John Tyndall, a quien con el paso de los años sí se le ha recordado y dado honores. Se le considera la primera persona en identificar los gases responsables del efecto invernadero, como el vapor de agua, el metano y el dióxido de carbono. Tyndall presentó estos hallazgos en 1859.

Eunice Newton nació el 17 de julio de 1819 en Goshen, un pequeño pueblo ubicado en el condado de Litchfield, en el estado estadounidense de Connecticut. Tenía seis hermanas y cinco hermanos. Sus padres eran el agricultor y empresario Isaac Newton Jr. y la ama de casa Thirza Newton. En 1841, la investigadora se casó con Elisha Foote, abogado de patentes y juez. Como ella, era un científico aficionado.

Durante varios años, Eunice estudió en el Seminario Femenino de Troy (más tarde renombrado como Escuela Emma Willard), donde animaban a las alumnas a asistir a clases de una facultad de ciencias cercana. Allí aprendió los fundamentos básicos de química y biología. Sin embargo, nunca llegó a adquirir grandes conocimientos en el campo de la física.

Además de ser pionera en la ciencia del clima y una ”excelente” pintora de retratos y paisajes, Foote fue una destacada feminista. Formó parte del Comité Editorial para la Convención de Seneca Falls de 1848, uno de los primeros actos que se llevaron a cabo en Estados Unidos a favor de los derechos de la mujer. Además, fue una de las mujeres que preparó (y firmó) los procedimientos de la Declaración de Seneca Falls. El documento –que también firmó su marido–, reclamaba los derechos civiles, sociales, políticos y religiosos de las mujeres.

El periodismo climático necesita personas que lo apoyen. No aceptamos publicidad de empresas que buscan campañas de greenwashing. Únete a Climática desde 30€/año y llévate todo esto. Quiero saber más

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

  1. Este artículo es en verdad muy interesante y enaltece la labor científica y social de las mujeres y de nuevo pone en la mesa la gran dificultad que tienen las mujeres para romper “el techo de cristal”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.