¿Un yate de lujo salvará el planeta? Así es Earth 300, la peligrosa distopía neoliberal que se apropia del discurso ecológico

El multimillonario Aaron Olivera está detrás de Earth 300, un yate de 300 metros con el que pretende reunir a gente vip y especialistas encargados de buscar soluciones al cambio climático.

“El Earth 300 será la Torre Eiffel de nuestra generación”. Con esta grandilocuente comparación, el empresario multimillonario Aaron Olivera describe el proyecto que tiene previsto estrenar en 2025: un yate gigantesco para luchar contra la crisis climática. Medirá 300 metros de largo –la misma superficie que tres campos de fútbol– y 60 de alto –el equivalente a un edificio de 18 pisos– y en su interior podrán viajar 425 personas.

El plan, según describen en su página web, es zarpar con una flota específica que justifique la etiqueta “eco”: 160 científicos de diferentes disciplinas encargados de buscar soluciones al cambio climático, 20 estudiantes, 165 empleados y 40 invitados VIP que aportarán tres millones de dólares por cabeza y viajarán diez días en las mejores habitaciones. Además de disfrutar de un lujo exclusivo, este grupo de privilegiados será erigido por su compromiso verde gracias al cual se financiarán “los 22 laboratorios científicos equipados del yate con las herramientas más punteras”, explican en la web.

En una entrevista para la CNN, Olivera contesta a la pregunta sobre posibles personalidades que serían invitadas citando a Elon Musk, Michelle Obama, Greta Thunberg, Naomi Klein e Yvon Chouinard. En resumen, el empresario concibe el Earth 300 como la sinergia perfecta entre turismo premium y lucha contra la crisis climática. Por ahora, ya ha invertido cinco millones de dólares en un proyecto cuyo coste total estima que estará entre 500 y 700 millones de dólares. 

“El Earth 300 es aberrante, y es un símbolo que condensa todo lo que no debemos hacer. La transición ecológica no necesita multimillonarios comprometidos con el clima, sino multimillonarios que paguen impuestos para así poder redistribuir riqueza y financiar políticas estratégicas de Estado”. Así de contundente se muestra el antropólogo climático Emilio Santiago respecto al desarrollo de este megayate, que, en su opinión, solo puede ser una idea valiosa en tanto que presenta la distopía climática y de justicia social en la que no queremos vivir. “No habrá transición ecológica viable y justa sin dar paso a una nueva era fiscal que, desde la óptica neoliberal de bajísimos impuestos actuales, será escandalosa, expropiatoria, que debe tocar no solo el beneficio empresarial sino también el patrimonio”.

El periodismo climático necesita personas que lo apoyen. No aceptamos publicidad de empresas que buscan campañas de greenwashing. Únete a Climática desde 30€/año y llévate todo esto. Quiero saber más

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

  1. Espero que Greta y Naomí no acepten la invitación de este inmoral individuo.
    Gente así sólo puede convencer a necios y a «listos». Hay que decir que junto con pasotas los hay a montones.
    Se predica con el ejemplo y él no es de los que llevan una vida sencilla para que Planeta y seres humanos podamos vivir con sencillez, armonía y salud.
    Todo ser humano debería vivir un año o dos en la naturaleza y de sus recursos para tener una mínima noción de ella y hablar con propiedad.
    La transición ecológica no necesita multimillonarios de ninguna clase. SOCIALISMO O BARBARIE.
    El capitalismo/neoliberalismo hace muchos años que se ha apropiado del mundo y a lxs que resisten a este sistema exterminador y letal el sistema los hace pasar, ante una atrofiada y manipulada opinión pública, por terroristas y enemigos del progreso.
    Sería de lo más saludable para Planeta y seres humanos que el tal Olivera se vayan al planeta más lejano con el dueño de Amazón, multimillonarios filántropos y los grandes depredadores y que encuentren en aquel planeta la horma de su zapato y nunca más volviéramos a saber de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.