La UE podría malgastar 29.000 millones de euros públicos en combustibles fósiles

La firma de ingeniería francesa Artelys publica un nuevo informe en el que advierte que la gran mayoría de Proyectos de Interés Común son innecesarios

Comparte

La UE está a punto de enterrar 29.000 millones de euros en infraestructura de combustibles fósiles. Los 32 nuevos proyectos incluidos en la lista de Proyectos de Interés Común (PICs) corren un serio riesgo de convertirse en activos varados, según un nuevo informe de la empresa de ingeniería Artelys. El estudio concluye que la actual infraestructura de gas fósil (conocido comercialmente como gas natural) es suficiente para asegurar el suministro energético presente y futuro. Artelys ha considerado en su cálculo los objetivos climáticos de la UE para 2030.

Este miércoles, el Comité de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo votará la aprobación de la cuarta lista de Proyectos de Interés Común. La lista la conforman proyectos energéticos que la industria y la Comisión Europea consideran estratégicos. La gran mayoría de las propuestas son obras de transporte de gas fósil o interconexiones eléctricas entre países miembros, aunque también hay algunos epígrafes correspondientes a desarrollo de microrredes, redes de transporte de CO2 y petróleo. Algunas de las obras de transporte de combustibles fósiles se sitúan fuera de las fronteras de la UE.

Los proyectos aprobados reciben facilidades administrativas y financieras, pudiendo obtener hasta el 50% de su presupuesto de fondos públicos. Parte de esta financiación podría provenir del Banco Europeo de Inversiones (BEI), ya que la institución solo dejará de financiar este tipo de propuestas a finales de 2021.

La UE se ha comprometido a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero de manera significativa para 2030. Para esa fecha, la Unión debe haberlas reducido en un 40% con respecto a niveles de 1990. Además debe haber al menos un 32% de energías renovables en el mix eléctrico comunitario y la eficiencia energética debe haber crecido en un 32,5%. Asimismo, el Nuevo Acuerdo Verde presentado durante el mes de diciembre comprometería a la UE a alcanzar la neutralidad de emisiones para 2050.

Proyectos innecesarios

Con esas cifras, Artelys ha calculado que el consumo de gas en la UE se reducirá un 29% para finales de década. Así, pasaríamos de usar 415 miles de millones de metros cúbicos (bcm) en 2015 a 297 en 2030. La conclusión de la empresa es que la infraestructura actual es “suficientemente capaz” de garantizar el suministro de gas de la Unión. Esto sería así incluso en escenarios de “disrupción extrema del suministro”.

Esto sugiere, según el informe, que la mayoría de proyectos de gas incluidos en la cuarta lista de Proyectos de Interés Común son “innecesarios desde el punto de vista de la seguridad de suministro”, y “representan una sobreinversión de decenas de miles de millones de euros”. Esta inversión está apuntalada por la disponibilidad de fondos públicos. La seguridad del suministro ha sido, desde hace años, el principal argumento en favor de la expansión de la infraestructura de gas de la UE.

El eurodiputado eslovaco Martin Hojsík, miembro del Comité que votará el miércoles, calificó la situación como “una prueba” para la comisión de Von der Leyden. Hojsik pidió a la nueva Comisión que demuestre que “se toma en serio el Acuerdo Verde Europeo y el Acuerdo de París”. “Con la escala de la transición a la energía limpia que se necesita, no podemos permitirnos desperdiciar ningún dinero público en infraestructuras de gas fósil que están destinadas a convertirse en activos varados», concluyó Hojsík.

Para Jean-Pascal van Ypersele, físico de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) y exvicepresidente del IPCC, implementar estos resultados iría en contra de los objetivos de la UE. También iría en contra de la ciencia. “No podemos seguir quemando combustibles fósiles, incluido el gas fósil”. Van Ypersele indicó que el informe “confirma que los responsables de la toma de decisiones de la UE no tienen ningún fundamento para justificar la prioridad de una nueva infraestructura de gas fósil en nombre de la seguridad energética de la UE o de la futura demanda de gas”.

¿Crees que este artículo se podría publicar sin…

la independencia que nos da ser un medio financiado por personas críticas como tú? En lamarea.com no dependemos de anuncios del Ibex35, ni de publirreportajes encubiertos. No es fácil, pero desde 2012 estamos demostrando que es posible.

Lamarea.com está editada por una cooperativa que apuesta por el periodismo de investigación, análisis y cultura. Y que cuenta con una #AgendaPropia. Llevamos años hablando de otro modo de la crisis climática, de feminismo, de memoria histórica, de economía, del auge del neofascismo… Podemos hacerlo porque miles de personas se han suscrito a nuestra revista o avalan nuestros proyectos. Ahora puedes unirte a esta comunidad. Entra aquí

Comentarios
Antonio Rico VILLENA

Me parece bien, que nos contéis todos los problemas. Pero no estaría nada mal, dedicar un espacio, a los que ofrecen soluciones. Saludos

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.