«Para ellos somos ‘los pobrecitos del rural'»

El empresario gastronómico Xosé Santiso reivindica, en la Cumbre del Clima, más visibilidad para las zonas rurales y el cultivo tradicional.

Comparte

En el epicentro de zona verde, ese pabellón donde se reparten el espacio la mayoría de patrocinadores de la COP 25, se celebraba el jueves una jornada sobre el sistema alimentario, que pretendía implicar al mundo rural. La ministra Ribera puso el punto final al evento. Pero las comas del guión, sin embargo, las ha hecho saltar por los aires el gallego Xosé Santiso, propietario del Fogar do Santiso, un proyecto gallego y ecológico nacido en 1996. Santiso tiene cinco restaurantes, un cátering, ‘foodtrucks’, viviendas ecoeficientes y una escuela de innovación rural. “Gracias por invitarme a este circo”, ha dicho nada más tomar la palabra.

Se va hoy de aquí con fans, dicen…

A los del rural solo nos hacen caso si tenemos discurso contundente, así que nos toca abrir los ojos a la gente desde el principio. Digo lo que me da la gana porque me la sopla. Llevo toda la vida arriesgando y viviendo al límite, como para que ahora me toque ser políticamente correcto en un espacio encorsetado como este. Como esto en un circo, que cada uno haga teatro a su manera. La mía es provocar.

Con su primera intervención lo dejó claro

A la mayoría de la gente no le importa lo que tenemos que decir y no va a valer para nada. Pero quizá hay suerte y alguien del público o algún político le echa agallas y cambia las cosas. Si no se legisla y educa no hay nada que hacer. 

Pero no se lo ha podido decir usted a los ministros, con las ganas que traía… 

Nos habían escrito diciéndonos que nos pondrían con el Ministro de Agricultura y con la de Transición Ecológica. Que nos iban a escuchar, pero no ha sido así. Me pareció bien poderle decir cuatro cosas a esta gente. Dejaron de hablar en los emails del ministro y llegamos y tampoco estaba la ministra.

¿Qué fue lo primero que pensó al entrar por esa puerta?

Me impactaron los patrocinios. Es que, bueno, ¿estamos hablando en serio? ¿Que hablamos de cambio climático y los que más contaminan son los que patrocinan el cambio? ¿Qué pasa que como son pecadores, ahora patrocinan para limpiar su imagen? El dinero no lo paga todo, pero también te digo que para montar esto en tan poco tiempo, hay que tener mucha pasta.

¿Qué consejo le daría a los patrocinadores, de empresario a empresario?

Pues que muy verdes ellos no son. Más que a ellos, a quien les dejó entrar ahí les diría que les exijan un compromiso a cambio de entrar a este circo. No solo dinero, compromisos con el cambio, que ellos sí tienen los medios suficientes para implicarse.

¿Cree que el interés por el medio rural es real o es una moda?

A mí me convencieron para venir a explicar nuestro proyecto y experiencia como modelo para el cambio. Preparé la presentación… Y luego que no, que nos mandaban unas preguntas que no tenían mucho que ver con nuestra realidad. Venimos ahí, hacemos la mesa redonda, guionizada, sabiendo lo que hay que contestar. No me gusta.

¿No le gustaron las preguntas, el enfoque o qué exactamente?

Este tipo de debates lo prepara gente que no tiene ni idea de lo que es el rural y no lo entiende. Utilizan la misma terminología que usarían para referirse a cualquier otra empresa de la ciudad y no estamos hablando de lo mismo.

Es que lo rural está de moda…

Pero es que no es bonito. Les encanta lo de “pobrecitos los del rural, hay que dignificarlos, hay que apoyarlos, ayudarles y tienen que ser el motor de cambio, ¿verdad que es el rural el motor de cambio?”. Y yo les digo… Pero vamos a ver, para los que estamos en el rural en una historia totalmente distinta. 

D