Así funciona la tecnología que captura y almacena el carbono

La captura de carbono ha sido pregonada como una importante solución tecnológica a la crisis climática. El servicio de verificación de datos de la revista escocesa 'The Ferret' analizó cómo funciona y si es realmente una solución viable.

La captura de carbono ha sido pregonada como una importante solución tecnológica a la crisis climática. Ocupó muchos debates durante la pasada COP26, celebrada en Glasglow. ¿Pero realmente funciona? En teoría, sí. La práctica, en cambio, plantea muchas dudas. No faltan expertos que han cuestionado su eficacia y si apostar por su promoción es un uso realista y efectivo de los presupuestos ambientales.

¿Qué es la captura y almacenamiento de carbono?

La captura y almacenamiento de carbono (CAC o CCS, por sus siglas en inglés) es el proceso de captura de carbono en aquellos procesos en los que normalmente se libera a la atmósfera. Este carbono se transporta desde donde se captura hasta donde se almacena, en un lugar seguro, a menudo bajo tierra.

¿Cómo se captura el carbono?

El carbono puede ser capturado en muchos procesos a gran escala, como por ejemplo en centrales eléctricas y en el procesamiento del gas natural. Hay diferentes formas de hacerlo.

La captura se puede realizar después de que se quemen los combustibles fósiles retirando el CO2 emitido por los tubos de escape (o las chimeneas industriales), que generalmente se liberan al aire.

También existen métodos para capturar la precombustión del carbono. En este caso se atrapa el CO2 antes de que se queme el combustible mediante procesos llamados «gasificación» o «reformación». Esto ocurre cuando el combustible se quema parcialmente y se convierte en un gas sintético, de donde se puede extraer el CO2.

Finalmente, hay un proceso llamado oxicombustible, en el que el combustible se quema en un entorno de oxígeno en lugar de hacerlo en uno de aire. El resultante son gases que contienen principalmente CO2 y agua. Cuando el agua se enfría y se condensa, se puede capturar el CO2 restante.

El periodismo climático necesita personas que lo apoyen. No aceptamos publicidad de empresas que buscan campañas de greenwashing. Únete a Climática desde 30€/año y llévate todo esto. Quiero saber más

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.